Compartir

El eurodiputado socialista José Blanco ha reclamado esta tarde en Estrasburgo a la Comisión Europea la adopción de medidas para frenar el declive del sector del aluminio europeo tras el reciente anuncio de la multinacional Alcoa del cierre de sus plantas en A Coruña y Avilés, lo que, de producirse, provocará el despido de cerca de 700 trabajadores.

Durante su intervención en el debate plenario sobre el programa de trabajo de la Comisión Europea para 2019, el eurodiputado socialista ha interpelado directamente al vicepresidente de la Comisión, Frans Timmermans, “para que hagan frente a esta situación y ayuden a mantener el empleo en sectores industriales estratégicos para España y para Europa”.

Blanco ha recordado a Timmermans que la Comisión Europea se había fijado al inicio de la legislatura el objetivo de elevar el peso de la industria en el PIB europeo hasta el 20% pero ahora “asiste en silencio al cierre de empresas y no presenta el plan industrial tantas veces reclamado por el Parlamento y el Consejo”.

Tras recordarle la gravedad de ls situación del sector del aluminio y del siderúrgico, y recordarle el caso reciente de Vestas, el eurodiputado socialista ha urgido a la Comisión a “no quedarse de brazos cruzados” y a tomar medidas e iniciativas dado que las impulsadas hasta ahora “no alcanzan a poner coto a las prácticas comerciales desleales y al dumping de países como China”.

Finalmente, Blanco ha vuelto a insistir en la necesidad de un plan industrial que ayude a potenciar la industria europea y a mantener el empleo.

Compartir

-Denuncia que las medidas anunciadas por el Ejecutivo comunitario en 2016 han sido “insuficientes” para evitar el declive del sector siderúrgico europeo
-Demanda una estrategia integral para el futuro de la política industrial europea

El eurodiputado socialista José Blanco ha presentado una pregunta a la Comisión Europea para demandar la adopción de medidas para atajar las causas detrás de los cierres que afectan a empresas como Alcoa, que esta semana ha anunciado el cierre de dos factorías en A Coruña y Avilés, lo que implicaría el despido de casi 700 trabajadores.

En su iniciativa, el eurodiputado socialista, tras denunciar estos hechos, califica la situación que atraviesa el sector siderúrgico europeo como “más que preocupante”, dado que el anuncio de Alcoa se suma a los cierres de factorías como las de Caterpillar y Alstom.

“Es inaceptable que la industria pierda peso en Europa cuando uno de sus objetivos es, precisamente, el contrario: lograr elevar el peso industrial hasta el 20% del PIB en 2020”, censura.

Blanco recuerda que ya en 2016, la Comisión había anunciado medidas de defensa contra las prácticas comerciales desleales para contrarrestar el efecto perjudicial del dumping (caso de la sobreproducción china), atajar las causas del exceso de capacidad mundial o modernizar la industria. “Insuficientes a la vista de los sucesivos cierres”, concluye.

Por ello, exige a la Comisión Europea aclaraciones sobre si va a proponer nuevas medidas para frenar el dumping de países como China y para atajar las causas detrás de los cierres en el sector siderúrgico. Igualmente, urge al Ejecutivo comunitario aclaraciones sobre cuándo va a presentar una estrategia integral para el futuro de la política industrial de la UE, tal y como han reclamado Consejo y Parlamento.